Inicio DEPORTES El Quisqueya tiene aspecto de ruina en su exterior

    El Quisqueya tiene aspecto de ruina en su exterior

    127
    0

    En cierta forma, la parte exterior del estadio Quisqueya Juan Marichal parece que está en ruinas.

    En sus laterales, además, se observa un aspecto muy feo con mucha basura, falta de pintura y sucio.

    La estructura sexagenaria recién acaba de dar apertura a su torneo 65 en la historia del principal pasatiempo deportivo del país.

    Una fachada sin pintar, cuya escasez se extiende a otras partes de su exterior, la acumulación de basura en la zona izquierda del parque justo al lado donde los Tigres del Licey construyeron hace un par de años un pequeño parque para que los niños practiquen béisbol, así como una cantidad de maleza que cada vez es mayor, varios tubos oxidados en el área donde se alojan las oficinas del Comisionado Nacional de Béisbol brindan un feo escenario al más histórico de los estadios de béisbol del país.

    A esto se agrega el hecho de que la parte frontal, al estar actualmente al descubierto, debido a que los trabajos que se realizan en la construcción del palco de prensa impiden la colocación de la acostumbrada publicidad gigantesca que copa casi toda la estructura. Los tubos que la sostienen están al descubierto, siendo esta la primera impresión que perciben los fanáticos cuando acuden a observar los diferentes partidos.

    Cara estará “fea” hasta conclusión de los trabajos
    Las lluvias, que en los últimos años ha golpeado con severidad los diferentes torneos, se han convertido en un inconveniente que impide que los trabajos se aceleren y se extienda el tiempo en que finalmente concluya la construcción del llamado séptimo cielo.

    “Inmediatamente concluyan los trabajos que se realizan con las dos grúas apostadas en ambos extremos, en ese instante se dará apertura a los trabajos de pintura en la parte frontal”, expresó  al Listín Diario, Parmenio Rodríguez, administrador del estadio Quisqueya Juan Marichal.

    Señaló que en varias ocasiones se han hecho intentos de comenzar a pintar en los laterales, pero tenemos unos 12 días seguidos en que no cesan las lluvias y entonces esos trabajos se echarían a perder si lo realizamos junto a la obra que actualmente se hacen ”, agregó.

    Externó que los trabajos que ejecuta el Ministerio de Obras Públicas con la construcción del palco de prensa culmina cada día a eso de las cinco de la tarde y es prácticamente imposible hacer las dos cosas al mismo tiempo.

    “Por esto es que actualmente se observa una parte frontal con un aspecto que no es el que debiera tener y seguirá así hasta que no culmine la obra que actualmente se ejecuta”, señaló Vitelio Mejía, presidente de la Liga Dominicana de Béisbol.

    Mientras se está a la espera de los trabajos en la parte de afuera, el interior si está debidamente pintado, incluso ayer se realizaban este tipo de labores en varias áreas.

    Condiciones en el terreno
    Asimismo, y de manera alterna a la falta de embellecimiento que exhibe la parte frontal, otro aspecto que es cuestionado en estas primeras fechas del torneo lo representa las constantes suspensiones de los partidos.

    Rodríguez externó que las constantes lluvias han saturado el terreno de juego, que ha recibido poco sol en las  pasadas dos semanas. “estas lluvias han provocado que el terreno esté blando, en la zona de foul detrás de la inicial había un área donde el lodo era abundante y algo igual ocurría por los alrededores de la intermedia, pues no ha habido forma de que logre secarse.

    “Recuerda que también debemos preservar la salud de los jugadores, no queremos arriesgarlos a que se lastimen por las pésimas condiciones del terreno”, señaló Parmenio.

    Varias personas se sorprendieron por la suspensión del choque que efectuarían las Estrellas frente al Licey, la misma se produjo alrededor de las 4:15 de la tarde. La lluvia golpea el terreno de juego. Esta semana se ha suspendido dos veces un partido entre Licey y Estrellas, la primera vez el lunes, la 2da. ayer.

    Uno de los problemas de siempre alrededor del Quisqueya es la falta de belleza de la instalación,  y los fanáticos siempre se quejan de la pobre limpieza.

    Eso abarca hasta los asientos de los palcos, que son los más caros, pero reciben poca atención del personal de limpieza.

    @listin