Inicio SALUD ¿Eres diabético? No te saltes el desayuno

¿Eres diabético? No te saltes el desayuno

53
0

Vivimos en un constante “corre corre” al punto que por el estrés no nos da tiempo desayunar y hasta se nos olvida, causando que nuestro sistema falle.

“En una persona sana el no desayunar puede causar debilidad, falta de energía, letargo, cefaleas, y a veces puede ocasionar en algunas hipoglicemia”, afirma la doctora especialista en diabetes, Raquel Tejeda.
“Si todo esto puede ocurrirle a una persona sana, imagínate a una con diabetes”, dice.

Sponsored
¿Puedes unir estos líderes mundiales a sus países? (Quiz)

En este caso, la doctora Tejeda explica que en una persona diabética es peligroso y nada recomendable el no desayunar “ya que altera negativamente los valores normales de glicemia e insulina en sangre, pudiendo producir síntomas graves y empeoramiento de la enfermedad e incluso generar efectos secundarios adversos al tratamiento farmacológico por falta de la ingesta de alimentos”.
El desayuno, como su definición lo indica, es el rompimiento del ayuno nocturno, por lo que es vital ya que aporta la energía y nutrientes necesarios para que el organismo inicie sus procesos de manera eficaz y óptima.
“El organismo, después de horas de ayuno, se encuentra en un estado metabólico donde emplea reservas corporales lo cual podría afectar negativamente el estado nutricional del individuo. El desayuno es la gasolina que necesita todo organismo para arrancar sus funciones de manera sana”, afirma la directora Médica del Centro Nutrición Clínica en Santiago, y presidenta de la Sociedad Dominicana de Nutrición Clínica y Metabolismo.

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. La glucosa proviene de los alimentos que se consumen, por lo que con una alimentación saludable con control del aporte de carbohidratos simples y control de índice glicémico, unido a la práctica periódica de actividad física aeróbica, se puede controlar esta enfermedad.

Tejeda, quien también posee un Máster Nutriología Clínica, recomienda a las personas diabéticas asistir a un especialista para la indicación personalizada.

“Sin embargo, a modo general se recomienda el aporte de carbohidratos altos en fibra, de mediano o bajo índice glicémico, frutas enteras, altas en fibras, con control del aporte de su indiceglicemico, según el tipo de paciente, tratamiento, hora de comidas, etc., proteínas de alta calidad magras como huevo, quesos blancos, jamón de pollo, pollo, pescado o carnes magras sin grasas añadidas. No consumir azúcar ni miel, usar edulcorante para endulzar”.

Asimismo recomendó no consumir papillas de crema de arroz, ni maicena (sí se permite avena en hojuelas o trigo). Los carbohidratos no deben ser harinas refinadas o víveres como plátano maduro o batata en puré, deben ser enteros, no mezclarlos en la misma comida y controlar las porciones.

“Los granos son ricos en fibra y una buena opción, controlando las porciones. Los vegetales son muy recomendables en pacientes diabéticos. Es importante recordar que la dieta de un paciente diabético debe ser individualizada y vigilada por un profesional para un seguimiento eficaz”, recomienda.

El Nacional