Inicio Estados Unidos EU: Gran tormenta invernal cubrirá de nieve el sur este fin de...

EU: Gran tormenta invernal cubrirá de nieve el sur este fin de semana

46
0

imagen

TEXAS, Estados Unidos.- Una poderosa tormenta invernal se está desarrollando sobre las planicies del sur y Texas, y se extenderá este fin de semana por el sureste de Estados Unidos y la franja central de la costa del Atlántico.

Todavía no se sabe con certeza hasta dónde llegará el aire helado en la zona sur del país, por lo que es difícil predecir las acumulaciones de hielo y nieve.

Los avisos de tormenta invernal afectan a 6 millones de personas en el norte de Texas, Oklahoma y partes de Arkansas y Missouri.

A medida que se desarrolle la tormenta, los modelos de pronóstico podrán predecir con mayor precisión la línea de congelamiento y, por lo tanto, el tipo de precipitaciones que habrá, dijo el meteorólogo de CNN Brandon Miller.

Esto es lo que los meteorólogos de CNN esperan, dónde y cuándo:

Las precipitaciones comenzarán el viernes, con lluvia helada y llovizna en Texas y Oklahoma, y ​​posiblemente en el centro de Oklahoma. Los principales efectos del clima invernal se producirán el viernes por la noche, con una transición rápida de una mezcla de lluvia y nieve a nieve después de la medianoche del viernes en lugares como Oklahoma City. Las precipitaciones en el este de Oklahoma no se convertirán en nieve hasta el sábado por la noche.

Las acumulaciones de hielo en Texas y Oklahoma podrían alcanzar entre un cuarto y una pulgada y media, respectivamente. Las nevadas en estas áreas también podrían superar los 15 centímetros. Se esperan condiciones peligrosas para el tránsito y cortes de energía. Se pronostica que Oklahoma City tenga de 2,5 a 6,3 milímetros de hielo, además de 4 a 6 pulgadas de nieve. Tulsa, en Oklahoma, verá menos hielo y nieve, con acumulaciones de hielo cercanas a 2,5 milímetros y nieve de 5 a 7 centímetros.

En Texas, el clima invernal se mantendrá en el norte y en el valle del río Rojo. Grandes cantidades de lluvia afectarán a las principales ciudades de Texas, incluidas Dallas y Houston. Más de 13 millones de personas están bajo aviso de inundaciones en el este de Texas. Ciudades como San Antonio y Houston podrían experimentar inundaciones repentinas, ya que el total de precipitaciones podría alcanzar de 7,6 a 15 centímetros y en zonas aisladas podrían llegar a medir hasta 25 centímetros.

La mayor parte de Arkansas no sentirá el impacto de las precipitaciones hasta más tarde el viernes, con algo de lluvia en las zonas sur y centro del estado. El frío invernal no comenzará hasta la madrugada y se desplazará hacia el este el sábado por la mañana.

Impacto: Lluvias, lluvia y nieve, nieve en las montañas

La mitad sur de Arkansas quedará atrapada en una situación similar a la del este de Texas, con la posibilidad de inundaciones repentinas. La región de Arkansas-Louisiana-Texas podría ver de 10 a 12,7 centímetros de lluvia. Es probable que haya precipitaciones invernales el sábado por la mañana y durante el resto del día en Arkansas y el oeste de Tennessee, principalmente al norte de la carretera interestatal 40. Un modelo de pronóstico muestra que el aire más frío puede afectar a Little Rock, Arkansas y Memphis. Parece que Little Rock recibirá hasta un máximo de 2,5 centímetros, con poca o ninguna acumulación. Mientras tanto, Fayetteville y Bentonville, en Arkansas, verán de 7,6 a 10 centímetros. En las partes más altas de las montañas Ozark es posible que haya acumulaciones de 15 a 20 centímetros de nieve sobre una capa de hielo. Los totales de nieve serán menores en el noreste de Arkansas y el noroeste de Tennessee, donde es posible que caiga de 2,5 a 5 centímetros.

Sureste de Tennessee, norte de Georgia y Carolinas

Las precipitaciones comenzarán en la región durante la madrugada del sábado, con lluvia en Georgia y algunas precipitaciones invernales en las montañas. A partir de ahí, las cosas se ponen interesantes. La situación comenzará a empeorar el sábado por la tarde, y las acumulaciones serán mayores el domingo y la madrugada del lunes.

Se espera una cantidad significativa de nieve en las montañas de Carolina del Norte, Carolina del Sur y el noreste de Georgia, pero no es seguro.

Si el aire se calienta, podría disminuir la cantidad de nieve que se acumula. Todo depende de un fenómeno meteorológico regional denominado “represamiento del aire frío”: que ocurre cuando penetra aire frío del noreste y se topa con los Apalaches. La cordillera actúa como una presa, manteniendo una especie de lago de aire frío.

Esta capa poco profunda de aire frío permite que las temperaturas bajo cero permanezcan cerca de la superficie a medida que el aire se calienta y se humedece. Si la columna de aire se mantiene suficientemente fría cerca de la superficie y se extiende lo suficiente a la atmósfera, la humedad se traducirá en nieve. Si entra aire por encima del punto de congelación en la capa intermedia, hay una mayor probabilidad de que se formen gránulos de hielo o incluso una mezcla invernal.

En este momento, la mayoría de los modelos de pronóstico muestran que esto durará todo el fin de semana y hasta la madrugada del lunes.

Las primeras estimaciones de la nieve oscilan entre 30 centímetros y casi 60 en las montañas y estribaciones al oeste de la Interestatal 85. Esto significa que en franjas de Carolina del Norte pueden haber nevadas récord. “Podría ser un fenómeno único en una generación en áreas que experimentan principalmente nieve y el hielo”, informó el jueves el Servicio Meteorológico Nacional de Greenville, Carolina del Sur. Incluso hay posibilidad de condiciones de tormenta de nieve en el domingo por la tarde en los puntos más altos de los Apalaches. Las ciudades de Carolina del Norte afectadas por la precipitación invernal serán Asheville, Greensboro, Raleigh y Charlotte.

La cantidad de nieve en las zonas al este de la I-85 dependerá en gran medida de cuánto se represe el aire frío, un fenómeno también conocido como “la cuña” en esta región.

Aunque la mayoría de los modelos limitan las precipitaciones invernales a las Carolinas, hay un modelo que muestra la posibilidad de que la lluvia helada llegue por el corredor de la I-85 para impactar Atlanta la noche del domingo al lunes.

La tormenta se desplazará hacia el mar el lunes, según los modelos del jueves. También podría dar la vuelta y subir por la costa este, lo que provocaría fuertes nevadas en las principales zonas metropolitanas, aunque parece poco probable.

Fuente: CNN