El Supremo de Rusia confirma la prohibición a los Testigos de Jehová por “extremistas”.

0
45

  • “Representa una amenaza para nuestros ciudadanos, el orden público y la seguridad de la sociedad”, dijo el tribunal.
  • Los Testigos de Jehová, que consideran que las acusaciones de Justicia son falsas, gratuitas y calumniosas.

El Tribunal Supremo de Rusia prohibió este jueves las actividades de los Testigos de Jehová al considerarlos una organización extremista y ordenó la incautación de todas sus propiedades.

De esta forma, a partir de ahora queda suspendida “con efecto inmediato” la práctica de ese culto y se disuelve tanto el Centro de dirección de los Testigos de Jehová en Rusia como sus 395 filiales en todo el país.

El Supremo satisfizo así la demanda presentada por el Ministerio de Justicia, quien pidió a finales de marzo ilegalizar las actividades de los Testigos de Jehová en este país.

“La organización religiosa testigos de Jehová muestra indicios de extremismo. Representa una amenaza para nuestros ciudadanos, el orden público y la seguridad de la sociedad”, dijo Svetlana Borísova, representante del ministerio de Justicia, durante la vista del Supremo.

La funcionaria recordó que dicha organización ha propagado literatura incluida en la lista de publicaciones extremistas y recordó que la prohibición de las transfusiones de sangre que profesan sus seguidores amenaza la vida de las personas.

“Acusaciones falsas y gratuitas”


Los Testigos de Jehová, que consideran que las acusaciones de Justicia son falsas, gratuitas y calumniosas, mostraron su rechazo por la decisión del Supremo y adelantaron que recurrirán ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Sus representantes llevan varios meses denunciando la persecución por parte de las autoridades rusas, a las que acusan de servirse de falsos testimonios para proscribir sus organizaciones.

En su momento, el portavoz de los Testigos de Jehová en Rusia, Iván Belenko, denunció a Efe que la decisión de las autoridades rusas privará de su derecho a la libertad de culto a los 175.000 seguidores que tiene esa comunidad en el país.

El presidente de la Asociación rusa para el Estudio de Religiones y Sectas, Alexandr Dvorkin, considera que los Testigos de Jehová son una secta que crea en torno a sus seguidores su propio mundo, un entorno aislado del resto de la sociedad.

Cabe destacar que la organización TESTIGOS DE JEHOVA, es una organización que no se inmiscuye en política y no profesa la violencia, es la única organización que sus miembros aunque sean llamados a la guerra no van a la misma y son perseguidos en distintos países por este hecho.

Durante la primera y segunda guerra mundial, fueron encarcelados y perseguidos por oponerse a realizar el servicio militar obligatorio, por oponerse a realizar el saludo Nazis y por no inmiscuirse en política.

Organizaciones internacionales han dado la voz de alerta debido al carácter persecutorio y político de la sentencia.

La organización internacional defensora de los derechos humanos Human Rights Watch censuró la decisión de la Corte Suprema y la describió como un obstáculo para la libertad religiosa en Rusia.

“El fallo de la Corte Suprema de prohibir las actividades de los Testigos de Jehová en Rusia es un golpe terrible para la libertad de religión y asociación en Rusia”, señaló Rachel Denber, directora adjunta de Human Rights Watch para Europa y Asia Central.

El grupo de derechos también se dijo preocupado de que con la entrada en vigor del fallo, los Testigos de Jehová podrían enfrentar persecución y sanciones penales, desde multas hasta encarcelamientos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here