Inicio HISTORIA HISTORIA: El PLD surge en 1973 como una negación de las prácticas...

HISTORIA: El PLD surge en 1973 como una negación de las prácticas del PRD

433
0

El paso de una organización de cuadros políticos a una de masas y la desaparición de los círculos de estudios marcaron la parte final de la primera etapa de su existencia, de 1973 a 2000

El profesor Juan Bosch tiene el mérito de ser el fundador de dos partidos mayoritarios en el país.En un clima geopolítico convulsionado por el ambiente de la denominada “Guerra Fría” que caracterizaba el mundo y, a nivel local, inspirado en las lecciones patrióticas de los trinitarios y los restauradores; fue fundado el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el 15 de diciembre del año 1973.

La organización surgió como negación a las prácticas políticas del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), de cuya presidencia y militancia renunció el profesor Juan Bosch, apenas unas semanas antes de anunciar la fundación de la nueva agrupación que tendría como propósito el completar la obra revolucionaria de los trinitarios y restauradores.

Una década después, en diciembre de 1983, en un artículo publicado en la Revista Política: teoría y acción, entonces órgano del Comité Central del PLD, el propio Bosch volvería a explicar los motivos de la fundación de ese partido, establecimiento que empezó a ser concebido, aunque todavía sin nombre, cuando él era aun presidente del PRD, el único que tuvo ese partido hasta el 18 de noviembre de 1973, día en que presentó

Señaló que estar al frente de la organización constituía una pesada carga, “al menos para mí, la dirección de un partido que para la mayoría de sus miembros —y eran varios cientos de millares— significaba no un conglomerado político destinado a resolver los problemas del pueblo dominicano, sino una organización humanitaria que debía proporcionarles a sus afiliados medicinas y médicos cuando ellos o sus familiares enfermaban, ataúdes y entierros cuando morían, dinero para pagar la renta de la casa si estaban desempleados; eso, en cuanto a lo que pensaban y creían las masas perredeístas”.

Y en relación a sus dirigentes en varios niveles observó que “la mayor parte de ellos perseguían fines individuales en dinero y en ascensos económicos y sociales obtenidos a través de cargos públicos o de tráfico de influencias cuando el partido conquistara el poder del Estado”.

Bosch confiesa en la publicación que el proceso de concebir y formar un partido distinto al PRD fue largo y que se inició con una selección de los perredeístas que tuvieran sensibilidad social en el grado necesario para luchar, no con el propósito de alcanzar posiciones personales, sino en sacar a las grandes masas del pueblo de la situación de miseria, ignorancia y atraso general en que vivían.

De cuadros a masas

Apenas habían transcurrido cinco meses desde la celebración del Congreso Constitutivo Juan Pablo Duarte, cuando el PLDconvoca para mayo del año 1974 la Conferencia Salvador Allende, en la que adopta una serie de decisiones para regir la vida partidaria, entre ellas la aprobación de los métodos de trabajo.

Los métodos de trabajo eran los mecanismos apoyados en los esfuerzos concentrados y la unificación de criterios en procura de mejorar las tareas prácticas y educativas, así como hacer respetar la posición de la mayoría dentro de una democracia participativa.

Destacaban entre ellos el centralismo democrático y las publicaciones Vanguardia del Pueblo y la revista Política: teoría y acción.

Alcanzar esos objetivos era posible porque el peledeísmo era una organización conformada por cuadros políticos, situación que cambió totalmente al pasar a ser un partido de masas en el año 2000 cuando celebró su VI Congreso Ordinario Profesor Juan Bosch.

Esto, junto a la descontinuación de los círculos de estudios constituyó el rasgo más trascendental del PLD entre los años 1973 y 2000.

Círculos de estudios

Los círculos de estudios jugaron también un rol de primer orden, los primeros creados por Bosch en 1970, en un intento de reordenar al PRD.

Su contenido incluía lecciones sobre los hitos determinantes de la historia universal, americana, y del pueblo dominicano.

También tomaba en cuenta la práctica política a partir del estudio de la realidad internacional, la estructura del PLD, las funciones de sus organismos, los métodos de trabajo, la disciplina partidaria, entre otros temas.

Fundado el PLD, los círculos de estudios estaban dirigidos a formar políticamente a los que ingresaban a través de los Comités de Trabajo Peledeístas, los Comités Patrióticos Populares, los Comités Electorales y entre los lectores del periódico Vanguardia del Pueblo.

Formación política

El buen desarrollo de los círculos de estudios hizo que el PLD se autoproclamara como “un partido único en América”, pues eran la vía que garantizaba la unidad mediante la unificación de criterios, que formaba los cuadros políticos con la capacidad requerida para interpretar adecuadamente la realidad social y política del país, del entorno latinoamericano y del resto del mundo.

Sin embargo, el curso seguido por el acontecer científico-técnico, político y económico mundial matizado a partir de 1989 por el fin de la bipolaridad entre los Estados Unidos y la Unión Soviética, y por consiguiente de la Guerra Fría, trazó una nueva ruta a la estructura organizativa de los partidos políticos.

Dichos acontecimientos trajeron consigo, entre sus múltiples implicaciones, el fortalecimiento del sistema capitalista y de la toma del poder político por la vía electoral.

Votación del PLD en su primera etapa

• La abstención. En 1974, al considerar que no existían las condiciones propicias, la organización decide no participar en los comicios de ese año.

• Primeros votos. 1978, en su primera participación electoral, alcanza 18,375 votos, apenas el uno por ciento de la votación general.

• 1982, la cantidad de sufragios obtenida por los peledeístas asciende a 179,849.
• 1986, la cantidad de votos continúa incrementándose y llega a la suma de 387,881.

• 1990, en esos comicios el PLD consiguió 653,278 sufragios. La organización alega que ganó las elecciones, que le fueron robadas.

• En 1994, los peledeístas vieron descender su votación al obtener solamente 395, 653.

• 1996, el PLD gana el poder con Leonel Fernández como candidato a la Presidencia de la República. En la primera vuelta obtuvo 1,130, 423, y en la segunda, aliado al PRSC, llega a 1,466, 382 votos.

• Dos años después, en 1998, para las elecciones congresuales y municipales, consigue 352, 440 del total de votos.
• 2000, con Danilo Medina como candidato presidencial, obtuvo 753,340 sufragios.