Inicio NACIONALES Yuniol Ramírez, cronología de un homicidio

Yuniol Ramírez, cronología de un homicidio

181
0

Las investigaciones realizadas por la Policía Nacional coinciden con las hechas por el Ministerio Público, en el orden en que ocurrieron los hechos, los días previos a la muerte del abogado Yuniol Ramírez Ferreras, el 11 de octubre del 2017.

En Nacional tuvo acceso a documentos de ambas partes, en cuyas conclusiones coinciden en el orden en que ocurrieron los hechos el día del homicidio así como en los nombres de las personas involucradas.

Los investigadores de la Fiscalía y de la Policía señalan como el principal responsable del hecho a Argenis Contreras González, quien está preso en Nueva York, tras salir del país después de cometer los hechos y de quien dicen los investigadores existía una relación directa entre él y el abogado Ramírez Ferreras, desde hacía varios meses antes de que ocurrieran los hechos, quedando registradas en imágenes y videos varias reuniones y almuerzos que los mismos sostuvieron durante el transcurso de esos meses.

También ambas partes, coinciden en que en el entramado participaron, además del prófugo Argenis Contreras, José Antonio Mercado Blanco (El Grande), Jorge Luis Abréu Fabián (DJ), Víctor Elisander Ravelo Campos (El Indio), Lucas Tobías Ortega Duarte y una suplidora de la OMSA., cuyo nombre no se ha dado a conocer, pero estará en las conclusiones que presentará la ampliada comisión judicial.

Otra parte de los informes establecen que en la yipeta, Chevrolet Tahoe, placa X319269, propiedad de Yuniol Ramírez, fueron encontrados cuatro teléfonos celulares y varios sim card (chip), así como también una unidad de GPS, que los investigadores establecieron que fue comprado por Argenis Contreras y regalado al fenecido profesor.

La investigación técnica realizada por los peritos del Instituto de Ciencias Forenses, (INACIF), y analizada por los investigadores, indican que, uno de esos aparatos era usado, única y exclusivamente, para comunicación directa entre el Profesor Yuniol y su victimario Argenis Contreras.

Ese mismo informe técnico establece que desde esos equipos celulares el hoy occiso Yuniol Ramírez mantenía comunicación con sus familiares, amigos, compañeros de trabajo y así como también con su victimario Argenis Contreras, del cual almacena registro desde el mes de Agosto del año 2017, hasta el día de su muerte.

En el proceso de la investigación la comisión de la Policía Nacional y la comisión del Ministerio Publico pudieron comprobar que entre Yuniol Ramírez y Manuel Antonio Rivas nunca hubo ningún tipo de comunicación telefónica comprobable.

Los análisis técnicos forenses practicados a los celulares colectados en el proceso de investigación propiedad de Yuniol y Argenis se determinó que la última llamada que se produjo entre ambos fue el 11 de octubre del 2017, a las 3:18:19, p.m., y las coordenadas telefónicas indican que minutos más tarde ambos estaban en la zona universitaria, y que fue después de ahí que se produjo de inmediato el rapto y muerte mediante un disparo que recibiera dentro de la camioneta de Argenis, quien después lo trasladara hasta su residencia, en el sector de Arroyo Hondo, donde esperó que se hiciera de noche y junto a varios de los detenidos lo llevarán hasta el lugar donde apareciera el cuerpo sin vida.

Desde el lugar donde abandonara el cuerpo del profesor se trasladó hasta la residencia de una empresaria en el sector de Alameda a quien según esta le manifestó que había tenido un accidente de transito y necesitaba esconder su vehículo, ayudándolo esta última a esconderlo en la comunidad de Manoguayabo donde vive un empleado de la misma y después llevando junto a su esposo Argenis Contreras a su casa, quien saliera la mañana del día siguiente hasta los Estados Unidos, siendo llevado hasta el aeropuerto por uno de los detenidos.

Las informaciones telefónicas almacenadas en las bases de datos de las compañías telefónicas registran que después de que Argenis hablar vía WhatsApp con Yuniol, se comunicó con Jorge Luis Abréu Fabián (DJ o El Taxista), a Víctor Elisander Ravelo Campos (El Indio), a la empresaria y suplidora Lilliam Suárez Jáquez, a su esposa Heidi Carolina Peña y a un gruero de nombre Hilario Santos Polanco (Yayo el Gruero).

Las comisiones poseen los resultados de las experticias realizadas en el proceso de la investigación donde se registran que el 25 de agosto del 2017, a las 5:02 de la tarde, Yuniol le envió un mensaje de WhatsApp a Argenis, en el que le pedía reunirse de urgencia.

Y.R. (5:02 p.m.) Cuando esté en la Independencia con Alma Mater me escribe.
A.C. (5:04 p.m.) Ok. Cualquier cosa ando con el niño mío, no menciones nombres, porque es muy inteligente. Le tiro cuando esté cerca.
La segunda conversación a la que tuvieron acceso los investigadores fue cuatro días después, o sean el 29 de agosto del 2017, por la misma vía de WhatsApp.
A.C. (2:34 p.m.) Dígame hermano, a qué hora lo veo y donde?
Y.R. (6:18 p.m.) Estoy en el lugar ahora.
Minutos después ambos son captados por una de las cámaras de seguridad compartiendo en el Club de Profesores de la UASD, en el malecón de Santo Domingo. (El vídeo está en manos de la Fiscalía).
Una semana antes de la muerte de Yuniol, o sea el 4 de octubre del 2017, los investigadores determinaron que se produjo por la vía anterior, la siguiente conversación.
J.R. (1:53 p.m.) Restaurante Cienfuegos, en Los Jardines del Embajador.
A.C. (1:55 p.m.) A qué hora.
A.C. (1:57 p.m.) A las tres.
A.C. (4:53 p.m.) Pues me avisa a qué hora en el lugar.
Y.R. (5:57 p.m.) Llegué al lugar.
Y.R. (5:57 p.m.) Buenas noticias.
Y.R. (5:57 p.m.) Te espero.
A.C. (6:04 p.m.) Estoy camino allá.
A.C. (6:05 p.m.) Hay tapones. Tú Sabes.
Y.R (6:05 p.m.) Dále.

En Ministerio Publico con la Policía Nacional como su auxiliar, realizaron una investigación judicial, técnica y profesional conforme a lo que establecen nuestras leyes, de la cual han hecho de conocimiento de los familiares del fenecido profesor.

Nuestro aparato de persecución judicial en los próximos días dará a conocer las conclusiones judiciales del proceso de la investigación.

@elnacional