Inicio NACIONALES CNDH ve actitud “irresponsable” en autoridades ante grupos “xenófobos”

CNDH ve actitud “irresponsable” en autoridades ante grupos “xenófobos”

135
0

imagen
Directivos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos
SANTO DOMINGO.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó de forma enérgica lo que define como “actitud irresponsable y debilidad” de autoridades de la República Dominicana ante  “la violencia expresada” por el grupo  Nueva Orden Dominicana y otros  sectores  “ultranacionalistas y xenófobos” del país.

En una declaración escrita, la CNDH dice que desde el pasado mes de noviembre ella viene alertando “sobre el peligro” que representan estos  sectores y “la actitud pasiva y tolerante, casi cómplice,   de las autoridades frente a evidentes indicios de delitos perseguibles de oficio”.

El texto de su declaración es el siguiente:

“La Comisión Nacional de los Derechos Humanos condena de forma enérgica la actitud irresponsable y la debilidad que están manifestando   tanto el director de la Policía Nacional general Ney Aldrin Bautista Almonte,  cuanto el Procurador General de la República Jean Alain Rodríguez,   frente a la violencia expresada por el grupo  Nueva Orden Dominicana y en general por sectores  ultranacionalistas y xenófobos del país.

Ya desde el hecho ocurrido en Santiago el pasado mes de noviembre,  cuando el periodista Marino Zapete recibió amenazas durante un conversatorio  organizado por el movimiento Marcha Verde y denunció una trama de muerte en su contra orquestada por grupos xenófobos, alertamos sobre el peligro que representaban estos sectores y la actitud pasiva y tolerante, casi cómplice,   de las autoridades frente a evidentes indicios de delitos perseguibles de oficio por el Ministerio Público.

En ese caso tanto la Policía Nacional que la Procuraduría de la República,  a pesar de ser el Ministerio Publico  el órgano que en  el ejercicio de sus funciones tiene que respetar “la Constitución y el ordenamiento jurídico dictado conforme a ésta, garantizar los derechos fundamentales que asisten a las personas” demostraron una actitud indiferente y permisiva hacia potenciales criminales.

Las declaraciones del  director de la Policía Nacional, Ney Aldrin Batista Almonte, quien en ese entonces se refirió a los  miembros de la Antigua Orden Dominicana  como “muchachos que no se ve que tienen armas de fuego ni están armados y hasta este momento no  representan una mayor dificultad” y el silencio del Procurador General de la República,  nos preocuparon enormemente ya que al parecer las amenazas de muerte hacia una figura pública como lo es Marino Zapete y su familia,  para los representantes de las instituciones publicas llamadas a implementar el respeto de las leyes y de la Constitución,  no son perseguibles como crimen.

Ni siquiera al parecer, constituye un indicio de crimen la organización de un grupo paramilitar que en las redes sociales llama públicamente a organizarse y tomar las armas para enfrentar,  a costa de la vida,  la supuesta “invasión haitiana”.

Deberían preocupar, como nos preocupan a nosotros, los videos,  subidos a la página Facebook  de la Antigua  Orden Dominicana,  de ciudadanos que llaman a tomar las armas en contra de los haitianos presentes en el país, o los comentarios violentos y racistas que en ese perfil público se pueden leer. No se equivoquen que esto nada tiene que ver con la libertad de expresión.

En otro país,  esta cuenta de Facebook sería bloqueada y su administrador incriminado por amenazas, terrorismo, odio racial e instigación a la violencia.

En otro país.  Aquí no, ya que el Estado Social y Democrático de Derecho establecido por nuestra Constitución en su articulo n. 7 en nuestro país está secuestrado por un grupo neonazista y xenófobo que actúa con la complicidad tacita de las instituciones dominicanas.

Tanto han sido tolerantes, calladas, permisivas y cómplices por omisión  nuestras  instituciones, que una caminata pacifica con fines de promoción del deporte organizada por la diáspora haitiana  prevista para el da 23 de diciembre en el Mirador Sur, ha tenido que ser suspendida  por  sus propios organizadores frente  a las amenazas de realizar un “baño de sangre” que integrantes de la Antigua  Orden Dominicana han líberamente difundido vía redes sociales.

Definitivamente, director de la Policía Nacional y Procurador General de la República, están dejando que la violencia y el odio pasen por encima de las leyes de nuestro país, de la misma Constitución y que se violen derechos fundamentales. Todo esto con su anuencia y su complicidad.

Es inaceptable.

¿Al Procurador General de la Republica Jean Alain Rodríguez no le pareció suficiente como para incriminar Manny Solano lo que este señor dice en un video que ha circulado en estos días que, aunque sea con su carro “se los va a llevar todos” estilo terrorista yihadista?

¿Al Procurador General de la Republica Jean Alain Rodríguez no le pareció suficiente como para incriminar Manny Solano los gravísimos insultos que Manny Solano le dirige al presidente de la República?

¿Al Procurador General de la Republica Jean Alain Rodríguez no le pareció suficiente como para incriminar Manny Solano el llamado que este señor hace a sus milicianos “que vayan y no vayan desarmados” el domingo 23 al Mirador Sur?

Estimadas autoridades,  ¿no creen acaso que antes de que ocurra alguna tragedia con victimas inocentes a mano de algún nuestro salvador de la patria  yihadista al estilo caribeño, sea el caso de dar una señal clara y contundente que amenazar con realizar una masacre es un crimen punible por ley, así como violentar el derecho a la libre expresión y al tránsito de ciudadanos extranjeros legalmente presentes en el país?

Esperamos esta señal, señor director de la Policía Nacional y señor Procurador General de la República,  lo más pronto posible, antes de que la situación les escape de las manos  y antes de que algún inocente pague con la vida por su irresponsabilidad.

Santo Domingo, D.N.

21 de diciembre del 2018”.

 

Comisión Nacional de los Derechos Humanos <cndhprensa@gmail.com>