Inicio Provincias SANTIAGO: Recluso de Rafey pagó para que mataran a 4 agentes penitenciarios

SANTIAGO: Recluso de Rafey pagó para que mataran a 4 agentes penitenciarios

50
0

imagen

Se trata del presidiario Raúl Alfonso Bonilla de la Cruz, quien se valió de una hermana suya para contratar a los sicarios, de acuerdo un comunicado de la PN.

Por EFE

SANTIAGO, República Dominicana.- Un recluso de la cárcel de Rafey pagó 150,000 pesos a tres sicarios para que mataran a cuatro agentes penitenciarios el pasado 16 de este mes, en una agresión a tiros en la que uno de estos murió y otro resultó herido, según informó hoy la Policía Nacional.

Se trata del presidiario Raúl Alfonso Bonilla de la Cruz, quien se valió de una hermana suya para contratar a los sicarios, de acuerdo un comunicado de la PN.

Bonilla de la Cruz, quien guarda prisión por sicariato, habría mandado a matar a los agentes por un incidente ocurrido en el interior de la cárcel, una versión que es investigada por la Policía Nacional, agregó el comunicado.

El agente muerto es George Adonis Adames Castro, de 36 años, y el herido Junior Arismendy Francisco Mejía, de 31, quienes viajaban en compañía de sus compañeros Yefri Wilmer Espinal Morel y Martin Recio Recio, los cuales resultaron ilesos.

Los cuatro fueron atacados a tiros mientras transitaban a bordo de un vehículo por la avenida Circunvalación Sur, en el sector El Ingenio, de Cienfuegos, en Santiago, tras salir del recinto penitenciario.

La agresión fue perpetrada por tres hombres que se transportaban en un carro gris, con cristales oscuros, marca Kia k-5, el cual está a nombre de Manuel de Jesús Ureña, quien se lo rentó a Marlin Peralta Vargas, de 29 años.

A su vez, Peralta Vargas le alquiló el auto a Stephanie Fernández Collado y ésta lo pasó a María Altagracia Martínez de la Cruz, hermana de Raúl Alfonso, por un periodo de tres días por 5,100 pesos.

Esta última mujer, de acuerdo con la Policía, fue quien contrató a los tres hombres que atacaron a tiros a los agentes penitenciarios, por un pago de 150,000 pesos.

Los acusados son Maicon Cadhafy Pérez de la Cruz y Jonathan José María Santos (alias Guille), detenidos, y otro solo identificado como “John”, quien se encuentra prófugo, a los cuales Martínez de la Cruz les entregó el carro para que consumaran el hecho de sicariato que, según la Policía, fue admitido por los dos primeros.

Los investigadores también determinaron que la ubicación de los agentes penitenciarios la hizo Edgar Emil Almonte de la Cruz, quien para ello utilizó un carro color mamey, marca Hyundai, Y-20, propiedad de un hombres solo conocido como Compa, quienes alertaron sobre la salida de los agentes del recinto penitenciario, para que los siguieran y ejecutaran.

La Policía activa la búsqueda y captura de Sarah del Carmen Muñoz Santos y de “John” y “El Compa”, para también ponerlos a disposición de la justicia.