Inicio DEPORTES Los Patriots redefinieron el Olimpo y ganan el Super Bowl LIII

    Los Patriots redefinieron el Olimpo y ganan el Super Bowl LIII

    3
    0

    imagen

    ATLANTA.- Distó de ser el partido más eficiente o espectacular de los New England Patriots. Pero frente a Los Angeles Rams que a la ofensiva casi desaparecieron la primera mitad, fue suficiente para que llamarse campeones de la NFL, otra vez.

    Los Patriots vencieron 13-3 a los Rams en un Super Bowl en el que Julian Edelman y Tom Brady dominaron por completo durante tres cuartos y del resto se encargó el juego terrestre.

    New England es hoy el segundo equipo apenas de la historia que gana seis anillos de campeón, todos con Brady, el único quarterback que aquilata tal proeza en su carrera.

    Para los Rams, es casi imposible pensar en ganar sin convertir primeros y 10, pero sobre todo terceras oportunidades en el peor juego de la postemporada para su mariscal de campo Jared Goff.

    Los Rams llegaron a la mitad del tercer periodo sin convertir ninguno de sus ocho intentos en tercera oportunidad con apenas tres primeros y 10. Y mucho tuvo que ver la defensiva de New England.

    Un pase a Rob Gronkowski a mitad del último cuarto colocó a los Patriots en la yarda 2 y en la siguiente jugada anotó Sony Michel el primer touchdown del Super Bowl para poner el marcador el 10-3, que comenzó a bajar el telón a favor de los Patriots.

    El juego se sentenció por completo, cuando Goff lanzó una intercepción con 4:17 en el último cuarto, en la serie que parecía que los Rams se dirigían al empate.

    Ya la siguiente serie, evidenció la frustración de la cansada defensiva de los Rams, a la que Brady y sobre todo los corredores de New England movieron el balón hasta terminarla con gol de campo de Rob Gostkowski y la victoria.

    Para ser dos equipos que en temporada regular estuvieron entre los cinco con más puntos anotados, es difícil creer que llegaron al último cuarto del Super Bowl empatados 3-3.

    Sin embargo, así fue por errores, falta de precisión, de conversiones en tercera oportunidad y castigos de los Rams, así como falta de contundencia de los Patriots ante una heroica defensiva de Los Angeles que hizo las jugadas cuando más se necesitaban.

    Así sucedió por ejemplo cuando el apoyador Cory Littleton interceptó el primer pase que lanzó Brady en la yarda 34 de los Rams, cuando parecía que los Patriots anotaban en su primera serie ofensiva.

    Ese fue el ritmo del partido en los primeros 30 minutos: Los Patriots moviendo el balón de lado a lado, pero sin traducir en puntos, incluido un gol de campo errado de Stephen Gostkowski, quien en su segundo intento puso el 3-0 en el segundo cuarto.

    Los Rams apenas sumaron 29 yardas totales en el primer cuarto y sólo un primero y 10, mientras los Patriots 113 yardas y ocho primeros intentos, respectivamente.

    El mariscal de campo de los Rams no jugó bien esta noche. A diferencia de sus dos más recientes partidos de postemporada, se veía nervioso, comenzaba a moverse en la bolsa de protección de manera precipitada.

    El resumen de la primera mitad en tercera oportunidad para Goff fue de cuatro pases incompletos y una captura; en general completó cinco de 12 pases para 52 de las 57 yardas totales de los Rams en los primeros 30 minutos del Super Bowl.

    El corredor Todd Gurley terminó la primera mitad con tres acarreos, igual número de primeros y 10 para sus Rams en general.

    Los Patriots se fueron al descanso con 195 yardas totales, incluidas 160 por pase de Brady y con Julian Edelman quemando el estadio. 128 yardas totales, entre ellas 120 por pase en siete recepciones hasta ese momento.

    La gran defensiva de los Rams y los problemas de Goff siguieron en el segundo medio, aunque comenzó a mover el balón. En el tercer cuarto tuvo completamente solo a Brandin Cooks en el que parecía un fácil touchdown pero el pase fue demasiado alto.

    Dos jugadas y una captura después, los Rams tuvieron que conformarse con gol de campo de Greg Zuerlein, para el 3-3 con 2:11 en el penúltimo cuarto.

    El microcosmos de la mala noche para Goff fue la intercepción que sufrió de Stephon Gilmore con 4:17 en el último cuarto. Ahí mismo, los Rams dejaron cualquier aspiración de remontar o al menos alargar el partido, como sucedió ante los New Orleans Saints en el Juego por el Campeonato de la NFC.

    Goff acabó con 18 pases completos en 35 intentos para 208 yardas con una intercepción y al menos ese pase mal lanzado a Brandin Cooks en el tercer cuarto que pudo cambiar la historia del encuentro.

    Gurley tuvo 10 acarreos para 35 yardas en el desaparecido ataque terrestre de los Rams, que los dos juegos anteriores de playoffs habían borrado a sus rivales.

    Brady terminó con 262 yardas 21 de 35 pases completos, incluidos 10 para 141 yardas de Edelman.

    Y el novato Sony Michel, con 94 yardas y touchdown, tardó un año, pero finalmente se coronó en el Mercedes-Benz Stadium, esta vez en la NFL, después de que ahí mismo perdió con la Universidad de Georgia en el Juego por el Campeonato Nacional ante Alabama.