Inicio SALUD 3 ideas para comenzar tu día con buen pie y así mejore...

3 ideas para comenzar tu día con buen pie y así mejore tu salud

29
0

Mi mamá siempre me decía que como comenzara mis mañanas marcarían el resto de mi día. Y creo que tenía razón. Desde pequeña aprendí a tener una rutina mañanera. Claro, con el tiempo mi rutina ha ido variando de acuerdo con mis necesidades y creo que eso es lo mejor, que siempre puedes variar y cambiar tu rutina de acuerdo a lo que necesites en ese momento.

Una rutina mañanera, no sólo te ayudará a estar muchísimo más productiva y enfocada durante el día, sino que es una forma maravillosa de crear autocuidado. Es posible que pienses que tus mañanas ya están lo suficientemente ajetreadas como para añadir algo más. Pero créeme que a veces con sólo 10 o cinco minutos que te levantes más temprano, pueden hacer una gran diferencia en cómo te acercas a tu día y en cómo te cuidas.

Es posible que tengas más tiempo del que piensas. Si al despertar puedes pasar sobre 10 minutos paseando por las redes sociales, tienes tiempo de crear una rutina mañanera de auto cuidado. Invierte esos 5 o 10 minutos que usas en el teléfono en ti. Con un poco de disciplina y ganas estoy segura que podrás hacerlo. 

Un truco buenísimo que te ayuda a filtrar las actividades es preguntarte ¿Esto, me añade o me resta energía? ¿Me ayuda a estar más centrada o me desconcentra?  Hoy quiero compartir contigo algunas ideas que te pueden ayudar a ir creando esa rutina mañanera que te pondrá lista para alcanzar lo que desees.

Hidrátate y desintoxícate – Comienza la mañana tomando agua tibia con limón. El agua con limón tiene un efecto desintoxicante, ayuda al hígado a soltar toxinas. También promueve tu hidratación y mantiene tu el sistema digestivo en orden. Intenta tomar el agua tibia o al tiempo al levantarte para así ayudar a su asimilación con tu sistema digestivo.

Medita al menos 3 minutos – ¿Sabías que meditar tan sólo 3 minutos puede mejorar la circulación de sangre a tu cerebro? Toma tiempo para conectar con tu respiración y comienza una práctica meditativa por tan solo 3 minutos. Siéntate en la cama, en el sofá, en una silla o en el suelo y conecta con el sonido de tu respiración. Si te sientas en el suelo, puedes hacerlo sobre un cojín para mantener tu espalda recta.

Organízate – Cuando no tienes claro que necesitas hacer durante el día es fácil terminar haciendo nada. Utiliza una agenda sea digital o impresa donde puedas determinar que actividades vas a realizar en el día y en que prioridad.

Si añadir algo más en la mañana te resulta agobiante puedes escoger una de las tres opciones y aplicarla por una semana antes de añadir la siguiente, o sencillamente hacer sólo una. Inténtala y observa si te funciona y qué de ella te funciona. A veces un paso lento pero firme te puede llevar lejos. ¡Un paso, por pequeño que parezca, hacia tu bienestar va a crear transformaciones maravillosas!

Por: Mayra Ortiz-Nieves

@eldiariony