Inicio SALUD Segundo paciente sin rastros de VIH tras un transplante de células

Segundo paciente sin rastros de VIH tras un transplante de células

38
0

imagen

Por Agencias.- Hace 12 años, Timothy Ray Brown se sometió a un transplante de células madre y desde aquel entonces no hay señales del virus VIH en su organismo.

El estadounidense fue tratado en Alemania y se pensaba que era la única persona en haber sido aparentemente “curada” hasta que un hombre con VIH en Londres fue sometido al mismo tratamiento y parece haber obtenido los mismos resultados, así informaron los médicos.

Los transplantes de células son peligrosos e impredecibles, también son poco prácticos para tratar de curar a los millones de personas que ya están infectadas con este virus inmunológico.

El último caso “muestra que la cura de Timothy Brown no fue una casualidad y puede ser recreada”, dijo el Dr. Keith Jerome del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson de Seattle, quien no no tiene ningún enlace con los pacientes, y añadió que podría conducir el tratamiento a un enfoque más simple para que pueda ser utilizado de manera más amplia.

El caso de Londres fue publicado en línea por la revista Nature y será presentado en una conferencia sobre el VIH en la ciudad estadounidense de Seattle.

La identidad del paciente aún se desconoce, pero se conoce que fue diagnoticado con VIH en 2003 y comenzó su tratamiento antirretroviral en 2012.

En 2016, fue diagnosticado con linfoma de Hodking por lo que aceptó un transplante de células madre para tratar el cáncer.

Los médicos encontraron un donante c

Timothy Ray Brown en Seattle, Washington. Estados Unidos. 4 de marzo de 2019.

on una mutación genética que confiere resistencia natural al VIH. El 1% de los descendientes europeos del norte han heredado la mutación de ambos padres y son inmunes al Virus de la Inmunodeficiencia Humana, dicho donante poseía esta característica genética.

“Un evento improbable” dijo el investigador principal del Colegio Universitario de Londres, Ravindra Gupta.

El trasplante cambió el sistema inmunológico del paciente londinense, dándole la mutación del donante y la resistencia al VIH.

El paciente dejó de tomar voluntariamente los medicamentos antivirales para ver si el virus volvía a aparecer. Por lo general, los pacientes con VIH deben continuar un tratamiento de por vida y cuando se suspenden los medicamentos, el virus vuelve a manifestarse, generalmente dos o tres semanas después.

Eso no pasó con el paciente de Londres. Todavía no hay rastros del virus después de 18 meses de dejar de tomar los medicamentos.