Inicio TECNOLOGÍA 5 trucos para saber si el kilometraje de un vehículo esta alterado

5 trucos para saber si el kilometraje de un vehículo esta alterado

52
0

Suelen darse numerosos casos de estafa a causa de modificación del kilometraje de un vehículo, por eso es de suma importancia evaluar muy bien un vehículo usado antes de cerrar el trato de compra. Un precio anormalmente bajo no indica necesariamente la existencia de una estafa.

Para ayudarte a identificar si el kilometraje está o no alterado, te hemos preparado este artículo donde a continuación encontrarás 5 formas de detectar si los kilómetros del vehículo que vas a comprar son reales.

Estás buscando un carro de oportunidad y de repente, consigues uno usado.

En la compra de un vehículo usado es vital hacer una prueba del coche. Esta prueba de conducción no debería ser impedida por ningún vendedor, sea particular o profesional. Al volante del carro podrás comprobar el desgaste del guía o palanca de cambios, los crujidos de los plásticos o la holgura de los mandos mientras lo conduces. Aunque puede ser difícil de detectar y los estafadores  son capaces de hacer que un vehículo con 700.000 km parezca casi nuevo,  pueden retapizar el guía o cambiar sus asientos, pero no son capaces de esconder el kilometraje del carro de todos sus componentes mecánicos.

Por ello, siempre es una buena idea revisar a conciencia el carro que tienes la intención de comprar. Y por revisar a conciencia nos referimos a que debe acudir a un taller donde un profesional lo montará en un elevador, comprobando el estado de todos sus componentes. Esta revisión pre-compra es recomendable en cualquier operación de compraventa de un vehículo, ya que podría incluso detectar problemas o averías de los que ni comprador ni vendedor podrían ser conscientes. Si el vendedor se niega a la realización de esta prueba mecánica, no compres ese carro. Un vendedor honesto no debería tener nada que esconder.

Otro punto imprescindible en cualquier vehículo usado que vayas a adquirir,  ya sea a un particular o a empresa, es revisar toda su documentación, es decir, revisar que su kilometraje coincida con el de la ficha técnica, que no haya incoherencias en los kilometrajes de sus ITV. No todos los vehículos tendrán su libro de revisiones sellado, pero debería estar al menos presente en cualquier coche de gama alta o cierto precio.

Si compras un coche que no está al día con los pagos de correspondientes a documentación legal, impuestos de circulación (marbete) etc… tendrás problemas para ponerlo a tu nombre. Por último, no olvides que debes ser aún más cauteloso con vehículos de importación. Todos los mecanismos legales que acabamos de describir funcionan bien con carros de origen nacional. Es mucho más difícil saber el kilometraje de un coche importado del que no se pueden sacar informes de tráfico o se desconoce su matrícula original.

No estamos diciendo que sea una mala idea comprar un vehículo importado. Sólo estamos diciendo que es necesario ser aún más cuidadoso en el proceso de compra.