Inicio Provincias Se intensifica inteligencia militar en la frontera de República Dominicana y Haití

Se intensifica inteligencia militar en la frontera de República Dominicana y Haití

116
0

imagen

Soldado dominicano operando un dron en la Frontera

LÍNEA FRONTERIZA, República Dominicana.- Las amenazas, tensiones así como el tráfico de indocumentados, mercancías, drogas o armas  han estado presentes en la  historia de la frontera  dominico-haitiana.

Estos hechos han tenido que ser permanentemente enfrentados por miembros del   Ejército de la República Dominicana (ERD), a los cuales ahora se suma la responsabilidad de darle la cara al terrorismo, los secuestros y la depredación del medioambiente.

Con más de 380 kilómetros de largo de frontera, desde la provincia Elías Piña hasta la de Pedernales, la República Dominicana  ha tenido que dedicar recursos importantes para la  vigilancia y control de esta zona a cargo de sus Fuerzas Armadas.

Combate a la inmigración ilegal

Por ser en la isla La Hispaniola la nación  de mayor desarrollo económico, agrícola y de estabilidad política y social, ella ha tenido que cargar con la parte más pesada: la inmigración ilegal.

El Ejército de la República Dominicana (ERD) se encarga de proteger la soberanía y mantener a raya  a los que quieren burlar la vigilancia y cometer hechos ilícitos de este lado de la frontera. Esta labor la hace con soldados uniformados y dotados de inteligencia operativa, materiales bélicos y armamentos así como  equipos y tecnología de punta, como drones y  sistemas de cámaras de monitoreo. Este control es coordinado  por la Dirección General de Inteligencia G-2.

Los agentes y oficiales de investigación y control se despliegan desde las   tres brigadas de infantería del ERD, estratégicamente ubicadas en las distintas provincias de la frontera: La 5ta brigada, ubicada en la Fortaleza de la provincia de Barahona, con asiento en el 14to. Batallón de la Fortaleza del municipio de Duvergé, provincia Bahoruco; la 4ta, ubicada en  la provincia de Mao con un batallón con asiento en la fronteriza Dajabón y la 3ra, estratégicamente con asiento en la Fortaleza de las Matas de Farfán, provincia Elías Piña.

Cuentan con el apoyo de los integrantes del G2, quienes se encargan de la labor de inteligencia militar en todo el territorio nacional, aunque es en la frontera donde más se empeñan en prevenir males.

Importancia de inteligencia militar

El general de brigada ERD, Alexis Santana Almonte, director del G-2,  al explicar el alcance e importancia de la inteligencia militar dominicana, nos dice que el control fronterizo de que disfrutan los ciudadanos hoy, es en parte resultado muy marcado de la labor de inteligencia.

“Con esta labor se puede detectar donde ocurren o está  por ocurrir alguna irregularidad, la cual de inmediato es informaba a las unidades en tierra para proceder a neutralizarla y a su posterior sometimiento a la acción de la Justicia”, expresó.

De ahí se desprende que las informaciones de inteligencia son las que  motivan la toma de decisiones. Para esta delicada labor, la Comandancia General del Ejército entrena constantemente a soldados y oficiales, para desarrollarles  habilidades psicológicas dirigidas a detectar perfiles sospechosos, mercancías ilícitas, drogas, indocumentados y tráfico de personas (los cuales son  los principales ilícitos que, según estadísticas, son cometidos en la línea fronteriza). También son instruidos en detectar crímenes medioambientales como tala de árboles y depredación de nuestros recursos naturales.

Resultados de ocho meses

Solo de agosto del 2018 a marzo de este año 2019 esta labor de vigilancia e inteligencia ha provocado la incautación de 42 armas de fuego de distintos calibres y 82 municiones; 2,122 libras de marihuana, 9.5 kilos de cocaína y 41 porciones de crack así como también 291 vehículos de motor y 272 motocicletas.

A esto se le suma el ilícito de mayor trasiego: el paso de indocumentados y trata de personas. En ese mismo período fueron detenidos 83,486 extranjeros, los cuales fueron puestos de inmediato a disposición de autoridades migratorias.

En ese mismo periodo los agentes del G2 detectaron 204 galones de clerén, 3,37 botellas de ron criollo, 1,903 botellas de whisky y más de 6,000 botellas de otras bebidas alcohólicas. También 188,7711 libras de ajo,  27 unidades de aceite vegetal, entre otras mercancía en menor cantidad que intentaron entrar de contrabando a la República Dominicana sin pagar los debidos impuestos y aranceles al Estado Dominicano.

Acciones contra la depredación medioambiental

Otra labor a cargo de la inteligencia militar es detectar la depredación del medio ambiente y evitar el daño ecológico a este lado de la isla. Inmediatamente los G-2 descubren una anormalidad en este sentido, hacen el reporte de lugar a unidades uniformadas que llegan y realizan incautaciones y arrestos.

Asimismo, es deber de la inteligencia estar atenta al desplazamiento y seguridad de los turistas criollos y extranjeros que transitan por la carretera internacional y  por zonas inhóspitas del borde fronterizo a bordo de y vehículos.  Para esto el G2 utiliza tecnologías  de largo alcance y radios de comunicaciones.

Otra estrategia del ERD  es operar puestos de chequeo a la entrada y salida de ciudades fronterizas como Dajabón, Elías Piña y Pedernales, desde donde salen a realizar, sea de manera individual o en operativos diurnos o nocturnos.

Equipos tecnológicos

Además de personal humano, el G-2 cuenta con equipos tecnológicos que a través del teniente general ERD, Rubén Dario Paulino Sem, ministro de Defensa, y el mayor general ERD, Estanislao Gonell Regalado, comandante general del ERD, ha entregado la Presidencia de la República Dominicana como parte de su compromiso de mantener segura la Frontera con Haití. Entre ellos resaltan drones de vigilancia (aeronaves no tripuladas) con cámaras con alcance de 10 a 15 kilómetros, parlantes y visión infrarroja, con capacidad de permanecer  en el aire 38 minutos ininterrumpidos, los cuales son operados desde unidades móviles instaladas en camionetas todo terreno.

También la comandancia general del ERD, instaló cámaras en los puestos de chequeo y destacamentos militares,  a fin de evitar que tanto civiles como militares incurran en anormalidades.

Complicidad militar quedó en el  pasado

Las estadísticas indican que la vieja práctica de la complicidad militar en hechos ilícitos cometidos en la línea fronteriza quedó en el pasado. Hoy en día tanto los agentes de inteligencia como los uniformados realizan sus labores sin distracciones.

Almomento.net