Inicio EL CLIMA El verano llega con ola de calor y el polvo del Sahara

El verano llega con ola de calor y el polvo del Sahara

81
0

Salud Pública recomienda adoptar medidas para enfrentar las altas temperaturas; apagones agravan situación

A partir de hoy inicia el verano hasta el próximo lunes 23 de septiembre, es decir, 93 días de temperaturas elevadas, disminución de las lluvias y aumento de la sensación de calor que es agravada por la presencia del polvo del Sahara, y por los prolongados apagones en el país.

La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) pronostica que este verano traerá consigo temperaturas más elevadas con relación al año pasado, por lo que recomienda a las personas hidratarse lo suficiente y no exponerse al sol directamente entre 11:00 de la mañana a 4:00 de la tarde.

El verano se caracteriza porque los días son más largos y las noches más cortas. En el hemisferio septentrional, el verano tiene lugar entre junio, julio y agosto, mientras que en el meridional corresponde a diciembre, enero y febrero.

“Inicia el verano, la estación más larga del año con vientos cálidos y temperaturas que oscilan entre 32 y 34 grados Celsius. También está llegando el polvo proveniente del desierto del Sahara, que viene unido con los vientos alisios y las ondas tropicales de poca incidencia, porque todavía la zona tropical está muy por debajo de su actividad en aguas del mar Caribe. Estas ondas tropicales, al cruzar tan bajo, también traen este polvo,Para este fin de semana vamos a tener el polvo del Sahara”, explicó Henry Agramonte, meteorólogo.

Sostuvo que este fenómeno afectará a El Caribe y Centroamérica, además de que durante el tránsito de la nube de polvo, los amaneceres y atardeceres podrían verse rojizos.

Agramonte dijo que estudios científicos han demostrado que en la cuenca del Caribe, el 30% de las bacterias aisladas del polvo, presentes en el aire, son patógenos capaces de transmitir infecciones a plantas, animales o personas. Recomendó el uso de mascarilla por parte de personas con enfermedades respiratorias, cubrir fuentes de agua como pozos, recipientes o estanques y utilizar gafas de sol.

Onamet también precisó que “para esteviernes predomina un ambiente soleado y de escasas precipitaciones sobre nuestra área de pronósticos, debido a la incidencia de una masa de aire con escasa humedad y abundante partículas de polvo del Sahara.

No obstante, los vientos alisios, ciclo diurno y orográfico, podrían generar chubascos aislados con posibles tronadas sobre los sistemas montañosos”.

Recomendaciones

Para contrarrestar el calor, el Ministerio de Salud recomienda adoptar medidas preventivas adecuadas con el fin de evitar problemas, como consumir frutas, vegetales y beber agua abundante, incluso cuando no se tiene sed, mientras que insta a evitar las comidas abundantes, muy condimentadas y calientes, así como el consumo de bebidas alcohólicas, cafeinadas o muy azucaradas, alimentos salados o con mucha grasa. Dice que el consumo de frutas, vegetales y otros nutrientes deben convertirse en los alimentos idóneos para la población, porque permiten saciar la sed, el hambre y contribuyen a mantener la piel bien nutrida e hidratada. Asimismo, aconseja el uso de ropas ligeras, sueltas y de colores claros, exhorta a usar protección solar y, en la medida de lo posible, trasladarse a lugares frescos y ventilados.

Los apagones

Al calor se le unen los apagones, que en su mayoría duran entre 10 y 12 horas en todo el país, que afectan tanto a las personas como al comercio. “Aquí está malísima la luz, ella se va temprano y son las 7 de la noche y no ha llegado, llega a la una y dos de la mañana, anoche llegó a las 5 de la mañana. Nos dan hasta 12 horas de apagones. Yo la pago con la tarjeta solidaridad, pero no recibo el servicio; las cosas se nos dañan y tenemos que gastar doble”, dijo Vicenta Frías, residente en La Zurza.

Residentes de la zona reclaman que el Gobierno reconozaca la situación de calamidad y pobreza en la que viven y no pueden pagar por los servicios prestados en montos cuantiosos. “Está irregular, dan muchos apagones. Llega a veces a las seis de la mañana y se va a las 10:00 de la mañana. No tenemos inversor y vivimos en esas casitas. Iimaínese con este calor estuvimos fuera de la casa hasta a la una de la madrugada. Nosotros queremos luz 24 horas. Ahora bien, no estamos de acuerdo con el tema de la cajita que le cobran 100 pesos de luz como si fuera un colmado. Nosotros, las personas pobres, no estamos de acuerdo. Que pongan la luz normal y nos pongan una cuota normal. como personas pobres que somos”, expresó Dominga Vargas.

Los comerciantes de la zona dijeron que las pérdidas superan los 30 mil pesos en mercancías por los apagones. “La luz casi no se está yendo, porque casi no viene. Yo tengo una planta y la tengo explotadita, tengo doble gasto, porque tengo que pagar un mal servicio y comprar combustible. La mercancía se van botando mientras se van dañando. Los embutidos se me dañan muchísimo. Yo tengo un déficit de 30 mil pesos mensuales promedio, no hacemos llamado porque no funcionan ya es esperar y en verdad no hacen nada”, manifestó Jesús Nolasco, comerciante.

¿Qué es la capa de polvo del Sahara?

El National Oceanic & Atmospheric Administration (NOAA, por sus siglas en inglés) explica que la capa del polvo del Sahara “es una masa de aire muy seca y cargada de polvo que se forma sobre el Desierto del Sahara a finales de la primavera, durante el verano y temprano en el otoño, y se mueve usualmente hacia el océano Atlántico Norte cada 3-5 días. Esta capa puede extenderse verticalmente entre los 1, 500 a 6, 000 metros (5,000 a 20,000 pies) de altura en la tropósfera y está relacionada con cantidades grandes de aire muy seco y cargado de polvo”. Igualmente, esto puede tener un efecto negativo importante sobre la intensidad de los ciclones tropicales y su formación que debilita el ciclón tropical al suprimir las corrientes de aire ascendente de la tormenta, y los vientos horizontales que transportan el polvo cambian significativamente.