Inicio ENTRETENIMIENTO La dramática historia de Patrick Swayze, el galán de Hollywood más amado...

La dramática historia de Patrick Swayze, el galán de Hollywood más amado de los 90

71
0

Nadie olvidará jamás su rostro transmitiendo el amor más puro en Ghost, la sombra del amor. Ni podrá dejar de imaginar su sensual figura contoneándose en Dirty Dancing. Porque en sus años de gloria, Patrick Swayze se presentaba ante el público como «el hombre ideal». Y todos pensaban que lo era, más allá de la ficción.

Murió muy joven: tenía apenas 57 años de edad cuando, el 14 de septiembre de 2009, falleció a raíz de un cáncer de páncreas. Se lo habían detectado en marzo de 2008. Y, aunque se esforzó por seguir trabajando en la serie The Beast, la realidad es que sufrió mucho durante su lucha contra la enfermedad.

«Estoy pasando por un infierno. Estoy asustado, enfadado y me pregunto: ‘¿Por qué a mí?'», dijo en aquel momento, mientras se sometía a un duro tratamiento. Y, cuando finalmente partió, el mundo entero lloró su perdida. Aunque muchos se consolaban pensando que, al menos, había tenido una vida feliz.

Lo cierto es que, una década más tarde, salieron a la luz los dramas que debió enfrentar el actor a lo largo de su existencia, gracias a un documental de Paramount Network titulado I am Patrick Swayze, en el que se destacan los testimonios de sus compañeros de trabajo, amigos y, sobre todo, el de su viuda: Lisa Niemi.

Patrick había conocido a Lisa cuando ambos eran adolescentes, en la Houston Ballet Dance Company, y al poco tiempo empezaron a salir. A ella le contó que su madre, la coreógrafa y bailarina Patsy Swayze, que lo había incentivado a estudiar danza, había ejercido violencia física y psicológica contra él durante años. Y que esto lo había marcado de por vida, aunque casi nadie lo sabía.

El actor y Lisa se casaron en 1975. No tuvieron hijos, pero permanecieron juntos hasta el final. Sin embargo, en su momento de mayor éxito, Patrick cayó en el alcoholismo. Y su esposa trató de ayudarlo. Pero, tras su paso infructuoso por varios centros de desintoxicación, en 2005 decidió irse del hogar conyugal para darle un ultimátum.

«Tenía una personalidad diferente cuando bebía mucho. Era el mejor hombre sobre el planeta, a menos que se tomara una copa», confesó luego Lisa en una entrevista. Y la realidad es que, recién cuando temió perder a su mujer, el actor pudo encontrar la fuerza suficiente como para superar la adicción.

Lo cierto es que Patrick nunca dejó que nada de lo que lo atormentaba interiormente saliera a la luz. Aunque de chico vio frustrada su vocación de atleta por una lesión en la rodilla, utilizó su gran destreza física para encarnar a sus diferentes personajes sin necesidad de apelar a dobles de riesgo. Y su ductilidad, tanto para encarar papeles de acción como para enamorar a través de los roles más sensibles, lo convirtieron en uno de los actores más codiciados de Hollywood.

El 22 julio de 1991, apenas diez días después del estreno en salas de Le Llaman Bodhi, Patrick fue elegido como «El hombre más sexy» del mundo por la revista People. Pero él tenía ojos sólo para una mujer. Y, según sus propias palabras, su amor se repartía únicamente entre ella y Tammen, un caballo al que consideraba su «mejor amigo»   con quien compartía largas horas fuera del set de filmación.

Trabajó en unas 40 películas que abarcaron todos los
géneros. También fue el autor e intérprete de «She’s Like the Wind», uno de los temas más exitosos de todos los tiempos. Y dejó excelentes recuerdos en cada uno de los que tuvieron la suerte de conocerlo en persona. Se fue repentinamente, cuando todavía tenía mucho más para dar en este mundo. Pero, mientras se sigan pasando sus filmes o se siga escuchando su voz, su recuerdo seguirá presente.

@infobae