Inicio OPINIONES El Ego de Leonel

El Ego de Leonel

60
0

Como ciudadano ante todo, pero también como curioso seguidor del acontecer político, no puedo ignorar las recientes declaraciones del señor Felucho Jiménez, en el sentido de que es imposible cohabitar políticamente en el PLD, “con el ego de Leonel”, una franca alusión al hecho de que sería muy difícil para el ex presidente Fernández aceptar su “derrota” y luego despachar asuntos de esa organización política con los dos políticos que lo derrotaron en las elecciones primarias: Danilo Medina y Gonzalo Castillo.

Y si, de seguro que sería un trago muy amargo para Leonel Fernández verse cara a cara con esas personas, pero lo que olvida el señor Jiménez es que se trata de una reacción muy humana y hasta cierto punto bastante lógica, el no sentarse en la misma mesa de quiénes de una manera muy artera, le han socavado su base de apoyo, con toda suerte de manipulaciones y trampas.

Nunca me han gustado los abusos. Y si bien es cierto que los gobiernos del presidente Fernández distan mucho de ser en su conjunto, un referente ético –muchos hemos sido víctimas de sus maquinaciones para preservar el poder, como sucede de manera más agresiva y peligrosa, con el mandatario actual- no es menos cierto que la volcadura masiva de recursos en su contra (de Leonel Fernández) en esta coyuntura, tiende a victimizarlo y en consecuencia, lo eleva frente a sus antiguos aliados que hoy son aparentes adversarios y frente a viejos adversarios, que no se descarta podrían ser coyunturales aliados.

Por eso, no puedo evitar recordar a aquellos que nos puedan leer que el ego –parte sustancial de la psique humana- y las dificultades para aceptar una derrota, no es un problema exclusivo del señor Leonel Fernández, sino que hay gente más poderosa en los actuales momentos, con problemas de ego quizás mucho mayores que aquel. Veamos:

1)       Habrá sido Fernández Reyna quien insistió en masificar el partido de gobierno a partir del 2001, porque, “Perdí en el 2000 porque andaba en un Lada (PLD partido de cuadros), pero no volveré a perder andando en un Mercedes Benz (PLD partido de masas)”?

2)      Acaso fue el ex mandatario peledeista el que afirmó en el 2007 que “El Estado se impuso” para no admitir su derrota estando en minoría frente al presidente de turno en ese momento?

3)      Leonel Fernández se ausentó de las reuniones del Comité Político de su partido, por más de año y medio, luego de haber perdido las primarias internas de su partido en el 2007?

4)      Habría que preguntarse si fue el ex presidente Fernández quien afirmó más de 50 veces que no se reelegiría durante el cuatrienio 2012-2016, para luego de la manera más insólita y poco ética, justificar una modificación constitucional para su reelección inmediata sobre las desgracias de un aliado interno devenido adversario?

5) Quién fue el que impuso a través de su Junta Central Electoral, su congreso, su justicia, sus Fuerzas Armadas una supuesta victoria electoral de un aplastante 62% de las votaciones (para superar las votaciones de Bosch en el 1962 con 58% y de Fernández en 2004 con 57%) en las elecciones generales de 2016, cuando en realidad el computo real de su triunfo fue de apenas 54% de los votos según datos de que disponemos?

6) Fue el hoy todavía presidente del PLD o el actual mandatario, quien juró ante Dios, en el año 2015 que no se volvería a reelegir y un par de años después, andaba creando toda clase de subterfugios, excusas, provocaciones y justificaciones para buscar una segunda reelección consecutiva?

Como se puede ver, aquel que luego de toda clase de vilipendios en su contra, llegó a un acuerdo con el actual presidente para reelegirlo y cerrarle el paso a la oposición política en 2016, siguió dirigiendo su partido sin ausentarse y tratándose frecuentemente con quienes lo apuñalearon, hoy no puede ser señalado por su gran ego, alegadamente intolerante. Lo que sucede es que hay dignidad y paciencia; sin embargo, para ejercitar esas virtudes, debe haber de haber decoro, pundonor pero también necesariamente, un sentido del límite, algo que no posee, Danilo Medina.

Por: Marcos Núñez Fis / «El Chiflado»/